Extremaduramente...

bonita y sorprendente.

Robledillo de Gata en 1998

Imágenes hechas en 1998 de Robledillo de Gata.

Cuando Robledillo era sinónimo de pueblo… de pueblo-pueblo, sin escenarios, virgen, auténtico.

Cuando antes de llegar eras recibido por castañas al borde de la carretera y te parabas con el coche en el medio a recogerlas, porque no pasaba ni el Tato.

Cuando sus calles olían a vino diferente, sin lágrima, sin matices, que no hay quien encuentre, si no los buscas en tus neuronas, en lugar de disfrutarlo con unos tacos de jamón y queso.

Cuando sus habitantes querían charlar, reir, pasar un buen rato y te llevaban de via crucis por todas las bodegas del pueblo, sin interés, solo con ganas de compartir lo que nadie tenía en una ciudad.

Cuando no te llamaban turista, te llamaban amigo o Tito o como les saliese.

Cuando solo existía la casa rural de Cari.

Cuando eramos jóvenes.

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2019 Extremaduramente…