Extremaduramente...

bonita y sorprendente.

Carnaval del Peropalo en Villanueva de la Vera

Aumentar panorámica.

Es, quizás, el carnaval más auténtico de Extremadura y totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en España.

Para que os hagáis una idea de esta fiesta hay que borrar la imagen que tenemos del carnaval. No hay caretas, no hay disfraces, no hay desfile de charangas, ni certámenes de murgas. Los villanovenses se visten o bien con una chaqueta azul de tela más humilde o el típico traje folclórico más vistoso y el único instrumento que se escucha es el de los tambores. Lo único que tiene en común con el resto de carnavales es la diversión.

Voy a describiros como es la fiesta a ojos de un forastero, ya que alrededor del Peropalo se hacen ritos y costumbres ajenas al turista, que podéis descubrir en Wikipedia.

Muñeco Peropalo

[swf]http://www.extremaduramente.com/es/extrema/caceres/villanuevadelavera/peropalo.swf,480,350[/swf]

Todo discurre en torno a Peropalo, muñeco que es centro de todo lo que ocurre a lo largo de la fiesta, primero en su confección que se hace el Sábado rellenando un traje negro con paja, se engalana un pañuelo blanco de pico al cuello y se coloca la cabeza de madera con su sombrero negro. De madrugada, la del domingo, se pasea entre lloros y risas por el pueblo y se clava en la «aguja»,  conjunto de tres maderos, que se encuentra en un lateral de la plaza del pueblo, junto al Ayuntamiento. Por la tarde se recoge y a la mañana siguiente se le hace lo mismo.

Jura de la Bandera

[swf]http://www.extremaduramente.com/es/extrema/caceres/villanuevadelavera/jurabandera.swf,480,350[/swf]

El martes, día grande, se juzga al Peropalo en el Ayuntamiento, luego se pasea un joven montado en un burro por el pueblo. A las tres de la tarde te encuentras el peropaloescritomuñeco en el balcón del consistorio dando la espalda y comienza un rito más que curioso, primero aparecen los calabaceros, ¡cuidado con ellos!, ya que entran en la plaza ataviados con sacos y armados con palos que tienen atadas calabazas secas en su extremo. Si estás a su alrededor no pasa nada, pero no te mezcles con ellos porque puedes salir magullado. Llegan al otro extremo de la plaza y se sientan en dos bancos enfrentados y en un lateral tres ediles del ayuntamiento en una mesa. Mientras una comitiva elegantemente ataviada acompaña al Peropalo por el pueblo y finalmente se sitúa en el centro de la plaza haciendo un círculo, éste y los ediles se comunican por un pasillo regentado por  los calabaceros en sus bancos que golpean a los oferentes, a modo del «juego de la mosca», pero en lugar de «collejas», se llevan «calabazazos», las chicas son las únicas que se libran, una vez han pasado, el varón pasa al círculo y comienza la «jura de bandera» que consiste en pasear la bandera del Peropalo alrededor del círculo y hacer malavarismos con la bandera. Finalmente el cuerpo del Peropalo se sustituye por otro sin cabeza y se quema en la plaza.

Te guste o no, esta fiesta es curiosa, diferente y con identidad propia, impacta al visitante porque los veratos la respetan y conservan intacta.

Gracias Piluca por hacerme de guía.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2020 Extremaduramente…