La canción del desarraigo

Desde que el calor del verano se enfrió, varios conocidos míos, pacenses y cacereños, han hecho las maletas para buscarse la vida fuera de los límites de Extremadura. Unos, los que menos, para ampliar sus estudios. El resto, con menos ánimo, se han visto forzados a abandonar la tierra que les vio nacer para labrarse un futuro.

Es la canción de siempre por estos lares, la canción del desarraigado. Ya sea en tiempos de Zapatero, Aznar, Franco o Fernando VII, los extremeños siempre han sido emigrantes a la fuerza. La situación, lógicamente, no es tan dramática como hace 40 ó 50 años, cuando Madrid, Cataluña y País Vasco acogían a los nuestros por miles…Aún así la sangría continúa. El desempleo aquí ha hecho estragos desde siempre, pero el prototipo de emigrante ha cambiado en las últimas décadas: si antes abundaba el trabajador sin cualificación que partía en busca de un sustento en casi cualquier oficio, hoy son los titulados universitarios los que no encuentran un trabajo en nuestra región acorde a los estudios realizados.

De las facultades extremeñas salen abogados, informáticos, periodistas, ingenieros, filólogos, veterinarios, etcétera, cuya preparación y valía tiene tanta calidad como la de cualquier español. Sin embargo, los jóvenes se ven obligados a fabricarse un futuro en otro sitio, maldiciendo la falta de oportunidades que tienen en su tierra. Otra opción es estudiar una oposición durante años para engrosar las ya de por sí obesas listas de funcionarios, situación peligrosa porque más temprano que tarde la burbuja estallará, será insostenible mantener a tanto trabajador público.

Así pues, Extremadura continuará siendo “la cantera” de España, el lugar de donde salen los talentos que triunfan con un ojo mirando atrás, pensando quizás en la manera de volver cuando llegue el momento de retirarse.

tren4

Qué difícil es hacer el amor en la Plaza Mayor

El epicentro de nuestra ciudad, la entrada a la zona monumental, parece un Simca 1000. A finales de los 80, Los Inhumanos cantaban una alegoría a la estrechez, a las penurias de un joven que se veía atrapado en un pequeño habitáculo cuando quería intimar con su ligue de turno.

Cualquiera que venga de fuera deseando ver nuestro patrimonio se sentirá igual. Los carteles, hoy por hoy, conducen al citado Simca 1000 en el que se ha convertido el lugar más concurrido de Cáceres: la Plaza Mayor. A partir de ahora será un espacio tan pequeño que aquel chaval (que ahora peina canas) volverá a sentir sensaciones de juventud si viene a visitarnos.

El paso central de la Plaza Mayor que llegaba a las escaleras del Arco de la Estrella se ha cerrado, y las vallas que delimitan las obras se moverán hasta los soportarles a partir del día 18, momento en el que empezará la tercera  fase de la remodelación. Por lo tanto, cualquier turista que llegue desde la calle Pintores, por ejemplo, no podrá acceder al Casco Histórico directamente. La entrada más cercana está en la plaza de San Juan. Va a ser curioso ver una excursión de turistas encerrados bajo los arcos, indignados porque no tienen ni idea de cómo observar de cerca ese arco churrigueresco de forma oblicua, el de la Estrella.

Llegados a este punto, irremediablemente nos acordamos de la Capitalidad Europea de la Cultura, esa ilusión popular que en cuestión de minutos se convirtió en un pesado yugo para la ciudad en general, y para los políticos locales en particular.

Dentro de unos días se hará público un informe en el que el jurado del concurso explica en qué han fallado las excluidas. Cada uno tiene su quiniela, su idea concreta que explica que hayamos salido perdedores. Pero más de uno defiende que entre los motivos principales está el penoso acceso a la cultura que tiene un turista.

Y si el turista está en el paseo de Cánovas, va en coche y se hospeda en el Parador de Turismo, el caos ya es tremendo. ¿No hubiera sido más lógico y beneficioso crear un parking debajo de la Plaza Mayor? En lugar de una reforma innecesaria, se podía haber construido un aparcamiento subterráneo que eliminara de un plumazo dos problemas de Cáceres: el tráfico en la parte antigua y el acceso de los turistas a nuestra cultura.

Aunque quizás, dentro de cuatro años, el alcalde o alcaldesa de turno decida levantar el suelo del epicentro cacereño… Se aceptan apuestas.

Estado de las obras de la Plaza Mayor a día de hoy.

plaza11plaza2plaza3plaza4

Yo NO voy…

Lo de la huelga siempre me ha parecido una artimaña de urgencia de los sindicatos. Algo así como la “artillería pesada” de UGT y CC.OO. cuando ya no queda munición, cuando sienten que deben justificar su existencia, aún sabiendo que ese armamento es de fogueo. Las imágenes de las manifestaciones plagadas de banderitas y pancartas con el rojo de los dos grupos me provocan una sensación de vergüenza ajena bastante importante.

Todo esto me recuerda a los años de colegio, cuando los profesores te decían “estudia estudia, que sino luego vendrán los lloros…” Pues eso. La huelga la convocan para el 29 de septiembre y protestan por una reforma laboral que se confirmó hace meses. Y por supuesto mucho tiempo después de que más de 4 millones de españoles hayan entrado en una precaria e insostenible situación económica, muy seria en la mayoría de los casos.

Pero oiga, que los sindicatos están para defender los derechos del trabajador, no del “ex-trabajador”. La huelga se origina en protesta por diferentes puntos de la reforma laboral, algo loable en cierto modo, pero no se oye ni mu de los parados.

huelga1

Otro aspecto cómico de la masiva movilización del día 29 de septiembre es la campaña publicitaria, incluidas las declaraciones de los mandatarios sindicalistas en estos días. Hoy sin ir más lejos, en el aburrido y somnífero momento que llega después de comer, una noticia me ha sacado una sonora carcajada:

El secretario general de UGT-Andalucía, Manuel Pastrana, ha pedido a los abuelos andaluces que el día de la huelga “no cuiden a sus nietos”. Ahí le has dado, Manolo. Yo había pensado en que las amas y amos de casa se plantaran y decidieran no hacer la comida ese día, para protestar y refunfuñar desde la base de la pirámide social, pero tu propuesta además beneficiará los riñones de nuestros mayores, así que la tuya es mejor.

Mención aparte merecen los videos de UGT (visibles en su página web) que usan el humor para…yo que sé para qué. Es un humor rancio, extraño, que creo que no viene a cuento. ¡Y eso que el actor principal (el que hacía de Chikilicuatre) es extremeño!

En la misma línea, y en la misma web, se pueden leer frases bastante curiosas que han salido directas de la garganta de Cándido Méndez, como por ejemplo:

-“La vida no será igual después de la huelga”.  Efectivamente, Cándido. Será de color rosa, viviremos felices y comeremos Nicanores de Boñar, que están muy ricos.

-“Hay que ir a la huelga y ganarla”. Ah, ¿se puede perder? Yo firmo el empate.

Inquieto me hallo esperando el 29-S.

La Gripe A, o cómo hacerse rico en tiempo record

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado de forma oficial el fin de la pandemia por la famosa Gripe A. Catorce meses han pasado después de declararse la emergencia global por las muy probables consecuencias devastadoras de un nuevo virus. Se esperaba que sus efectos letales superaran a los de la llamada “gripe española”, que mató aproximadamente a 50 millones de personas en 6 meses en 1.918.

Finalmente, han sido 18.449 las víctimas mortales en todo el mundo, 271 en España. Teniendo en cuenta que suelen fallecer entre 1 y 1,5 millones de personas anualmente en todos los continentes por la gripe común (según la OMS), podemos llegar a la conclusión de que algo ha fallado en las previsiones. O mejor, alguien ha querido inflar esas previsiones.

El Gobierno anunció hace más de un año que se invertirían 333 millones de euros en prevención, de los cuales 270 fueron destinados exclusivamente a la compra de 13,5 millones de vacunas y material para su empleo. Eso sólo en nuestro país. Las empresas favorecidas por la inversión fueron las dispensadoras del Tamiflu (cuya efectividad fue altamente discutida) y del Relenza, sin contar con las fabricantes de mascarillas, guantes de latex, jeringas, etcétera.

gripea1-1

Ahora, José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad, ha declarado que hay que destruir 6 millones de esas vacunas porque ya no valen para nada, lo que supone otros 42 millones de euros. Además, se regalaron 4 millones a la Organización Panamericana de la Salud, porque tampoco valían para nada almacenadas sin usar en un almacén.

Sólo se vacunaron 3 millones de personas en España, pertenecientes a los grupos de riesgo (embarazadas, personal sanitario, pacientes con enfermedades crónicas, etcétera). Pero el verano y otoño pasados más o menos quisieron hacernos creer que llegaríamos tres o cuatro vivos a la primavera de 2010.

¿Quién es el responsable de ese derroche de dinero? ¿Quién o quiénes se han beneficiado tan escandalosamente de la pandemia ficticia que iba a exterminar a media humanidad? Como suele ocurrir, y ya no sorprende, estamos permanente expuestos a pagar las vacaciones y los chalés de unos cuantos.

74 años y un día: la Condena Española

El 18 de julio de 1936, hace justo 74 años y un día, parte del Ejército español se sublevó contra la República de Azaña, comandados por los generales Mola, Sanjurjo, Queipo de Llano y Franco. Era el comienzo de la Guerra Civil española, un desgraciado acontecimiento que costó demasiadas vidas, empobreció el país y lo dividió durante décadas.

Aunque parezca mentira, esa división ha llegado hasta nuestros días de una manera incomprensible. Las nuevas generaciones, en numerosos momentos, han adoptado un papel que ni les corresponde ni les es posible interpretar. Es muy corriente escuchar entre veinteañeros algunas perlas como “con Franco se vivía mejor”, o “el día que se proclame la Tercera República, España evolucionará”. Para mis adentros les digo a ambos: “¡ Y tú qué sabes, cateto!”.

El caso es que en cualquier medio informativo, en las reuniones de amigos, en la calle, en los bares, etcétera, se sigue respirando cierto aire de rencor hacia el contrario, semi adormecido por el inevitable paso del tiempo. La política continúa siendo un cáncer para la unión y el bienestar español, según mi parecer.

bandera-mixta

El 11 de julio de 2010, hace justo una semana y un día, la Selección española de fútbol consiguió algo nunca visto en mucho, mucho tiempo: mareas de gente en toda España portando la rojigualda con mucho orgullo. Daba igual el color del traje que portara el abuelo en la Guerra, tan sólo era una fiesta para enorgullecerse de ser español. ¿Cuántas veces nos hubieran tachado de fachas por llevar la bandera nacional, decir “¡Viva España!” y cantar “¡Yo soy español, español, español!”?

Afortunadamente, este hecho ha revertido un poco la situación. Parece mentira que el fútbol, tan amado y tan odiado, haya hecho posible que los reciéntemente clasificados como adultos y también los más pequeños puedan alejarse un poco de tanta idiotez. Ellos han visto que sacar el emblema de tu país por la calle es algo inocente y normal, no una declaración de convicciones ni una provocación al enemigo. Con lo vivido este mes pasado, han demostrado que se puede sentir un cariño normalizado por la nación que les ha visto nacer, sin necesidad de arrimarse a un lado u otro.

Otro fenómeno visto estos días es el de las autonomías, entendiéndolas como la tierra que vio nacer a cada uno. No recuerdo qué jugador fue el que sacó en las celebraciones en Madrid la senyera catalana, pero me pareció un gesto totalmente acertado y aceptado. Ser español, dicho de la forma más contundente, no tiene porqué reñirse con el orgullo de pertenecer a una segunda patria, sin tener que caer con ello en el fango maloliente de los nacionalismos. Varias han sido las veces que, durante el mundial, extremeños y murcianos entre otros han cantado el “Asturias Patria Querida” en honor a al guaje Villa. ¿Algún problema por ello? Ninguno, más diversión y más unión entre españoles, que de eso se trata.

Lo malo es que los hay que siguen empeñados en aguarnos la fiesta, nunca mejor dicho, y en intentar convencernos de que todos somos a la fuerza o moros o cristianos. Pero eso ya es otro tema.


Televisión Basura

Me hace gracia cuando oigo por ahí que los españoles nos hemos vuelto modernos y progres desde que “el bajito” estiró la pata. De un tiempo a esta parte todo vale, cueste lo que cueste.

Yo, por suerte o por desgracia, no viví la época en la que los maderos te multaban si besabas a tu chica en el parque, ni esos tiempos en los que el sereno tenía que abrirte el portal de tu casa, ni otras muchas cosas (que los no tan jóvenes saben de sobra) que minaban en cierto modo la libertad de cada uno. Seguramente, el que escribe estas líneas hubiera tenido que pasar un filtro antes de poder publicar un artículo crítico y, casi con total seguridad, alguna frase habría tenido que ser cambiada y modificada a gusto de la autoridad.

Bien. Ahora, desde la libertad que me otorga el año 2010, escribo lo que me da la gana. Hablo sin tapujos de los de la rosa en mano y de los de la gaviota azul, de las controvertidas decisiones de los alcaldes de la región, del tiempo, de la desgraciada y asquerosa nube gris que es la economía, del Mundial de fútbol… Como digo, hablo sin miedos y sin pelos en la lengua de lo que me parece conveniente e interesante para el lector.

Pero ojo, eso no quiere decir que moralmente pueda expresarme sin límites. Como decía al principio, hace tiempo que la televisión (entre otros medios) ha perdido el respeto al ciudadano global, ese que, aún formando parte de una gran masa de espectadores, tiene sus propias ideas, convicciones, sentimientos y colores. Del yugo inquisitivo en el periodismo se ha pasado al “vamos a ir más allá, somos modernos”.

Algunas cadenas se han subido al carro del humor sin restricciones y, ya sea por falta de talento para la profesión o por simple y llana demencia senil, se permiten echar mano de la falta de respeto gratuita, perfectamente desechable si se tienen otro tipo de virtudes para ejercer el trabajo.

En otro artículo similar hablábamos de La Sexta con Wyoming y Buenafuente como los malos de la peli. Particularmente, admiro a estos dos genios de la comedia, pero parece que también se han contaminado de esta nueva corriente.

De Telecinco ya ni opino. Posee un estilo autoinculcado tan cutre y maloliente que no merece la pena decir nada al respecto. Pero su nuevo socio, el canal Cuatro, apunta maneras. Ya se sabe que los que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición.

Para muestra, un botón. En el programa nocturno de Santi Millán, un colaborador tuvo que estrujarse el cerebro para que de sus extenuadas neuronas saliera un video que mezclase el orgullo patrio (con motivo del partido ante Paraguay) y el humor ácido que está aflorando en la cadena. Este es el resultado. Una absoluta falta de respeto hacia los habitantes de aquel país, hacia las personas económicamente desfavorecidas y también, para rematar, una demostración del bagaje cultural e histórico del amigo en cuestión. Atentos sobre todo a la última frase del chaval.

Luego, en el bando opuesto, la cadena Intereconomía hace gala de su tolerancia supina y quiso demostrarlo con el siguiente anuncio. Les ha costado 100.000 euros de multa ser fiel a su libro de estilo.

Y para finalizar, también en Cuatro, un patinazo de los que dan pena. Manolo Lama se pasa de frenada y utiliza un mendigo para darle un toque de humor negro a un reportaje en Alemania. Me consta, porque le sigo hace años, que este periodista tuvo un mal día y nada más, pero la pifia es de órdago.

tv2

Son todas esas pequeñas cosas…

Hace unas cuantas semanas, cuando el Atlético de Madrid ganó la Europa League, un buen amigo mío y acérrimo enemigo de los deportes en general y del fútbol en concreto, se escandalizaba al ver tantos seguidores eufóricos en pleno Paseo de Cánovas en Cáceres. Le parecía ridículo y hasta insultante que tantísima gente celebrara por todo lo alto el triunfo del equipo de sus amores.

Sus palabras exactas, no lo olvido, fueron las siguientes: “con la que nos está cayendo a toda España con la crisis y estos despreocupados gritando y chillando porque unos millonarios han ganado un trofeo. Deberían estar en sus casas buscando trabajo o haciendo lo posible para conservar el que tienen.”

Yo, futbolero aunque de otro color, defendía a los atléticos. Precisamente por la que nos está cayendo encima es más lógico que la gente disfrute de lo que pueda y cuando pueda, y cuanto más mejor.

maradona

Porque la verdad es que da gusto abrir un periódico por la mañana. Si no ha bajado la bolsa, el Gobierno ha subido los impuestos. Si no ha crecido el desempleo, ha habido un asesinato. Crisis, paro, violencia doméstica, medidas económicas desconcertantes…Al final te vas a la cama repasando lo que ha dado de sí el día y, si no fuera por esas “pequeñas cosas” que de vez en cuando nos alegran la existencia, no pegaríamos ojo por las preocupaciones rutinarias. Y sí, los telediarios ocupan demasiado tiempo en informar de las noticias deportivas, la audiencia manda. Los que queremos enterarnos de qué pasa en el mundo sabemos buscar la información donde sabemos, por eso no hay problema.

Cierto es, querido amigo, que cada uno tiene sus “pasiones”. No toda España está deseando que empiece el Mundial de Sudáfrica de fútbol, pero para los que nos gusta disfrutar de este tipo de eventos, un partido de la Selección Española nos anima el día. Aunque no veamos ni un céntimo de los beneficios que generamos, aunque nos gastemos los cuartos en tomarnos unas cervecitas mientras vemos correr el balón, aunque nos vayamos a casa enfadados porque la derrota viene de visita en el momento más inoportuno…el fútbol forma parte de “esas pequeñas cosas” que nos evaden de la cruda y usualmente amarga realidad.

Sí, hoy es 40 de mayo

Y nos hemos vuelto a poner el sayo. La verdad es que un poquito de tregua después del inusual calor de la semana pasada, no viene mal.

Las predicciones apuntan a un más que lógico aumento de las temperaturas según vayan transcurriendo los días, y la lluvia, aunque estaba de moda el invierno pasado, irá remitiendo también poco a poco.

Entre la pasada noche y esta mañana ha habido lugares en Extremadura donde se han contabilizado 15 litros por metro cuadrado, y la temperatura ha disminuido en hasta 14 grados (las máximas).

Lo cierto es que, una vez más, tenemos que quitarnos el sombrero ante nuestro sabio refranero. Ya dijimos en su momento que en “enero, febrero, marzo y abril, aguas mil”…¿se cumplirá lo de “invierno lluvioso, verano caluroso?

lluvia5

Malditas florecitas

Que por mayo era por mayo cuando hace la calor, cuando la gente estornuda y las gramíneas nos tratan sin amor.

Y es que si este invierno el agua nos ha traumatizado haciendo del paraguas un eterno animal de compañía, la primavera ha dicho que no iba a ser menos. Se lo ha tomado muy en serio con los alérgicos y,  aunque no somos mayoría, quien más y quien menos conoce a alguien que sufre los estragos de la puñetera polinización.

flor1

Los que menos mal lo pasan dentro de este selecto grupo de pañuelos inquietos tan sólo tienen que oir de vez en cuando un “¿ya te has constipado?” detrás de los molestos y repetitivos estornudos. Y salen a la calle y un nutrido grupo de molestas hormigas parece vivir en la nariz de cada uno. Pero los hay que han cambiado el antes mentado paraguas por una mascarilla, que delata una falta de cariño a las florecitas por parte del que lo lleva.

Siempre he asegurado que vivir en España, y más en Extremadura, es un lujo atmosféricamente hablando. No sufrimos las congelaciones propias de Salamanca en enero, ni la parrillada de Sevilla en agosto, pero aunque tenemos el braserito y el gazpacho para combatir los sin sabores climatológicos, contra la alergia estamos destinados a vivir “empastillados”.

Todavía algún insolidario de la vida me cuenta que la primavera es la mejor época del año. Nunca poliniza a gusto de todos.

El 5% de la discordia

Ya la hemos liado. Los recortes de Zapatero han provocado que la discusión en la calle vuelva a niveles no vistos desde hace muchos años.

El mejor barómetro posible para medir la presión de los temas de actualidad es un bar de los de toda la vida, de esos que te empapan de un muy castizo olor a bocata de calamares. Así que no hay más que pedir un café y escuchar: ni izquierdistas contra peperos ni barcelonistas contra madridistas, como suele ser habitual. Ahora los dos grupos que saltan al cuadrilátero son funcionarios contra el resto, no hay más.

El primer púgil representante de “la otra España”, un autónomo, aplaude las medidas de recorte. Alimenta los tópicos sobre los funcionarios, que hablan sobre su “esfuerzo” a la hora de afrontar su trabajo, su blindaje contra el despido y el sueldo seguro para toda la vida, amén de los bancos que les cuidan y les miman.

Añade que está harto de ver cómo alguno de sus amigos o familiares trabajan para la administración extremeña, cobrando medianamente bien y haciendo muy poco, despreocupados por la crisis porque saben que pase lo que pase tendrá un salario, aunque le quiten 50 euros cada mes. Mientras, él vive de lo que ha ganado con su talento y esfuerzo, y sus ingresos, en condiciones normales, son directamente proporcionales al trabajo realizado y horas dedicadas, a menudo a costa de su tiempo de ocio. Eso sí, en condiciones anormales como las actuales, el autónomo dice que las pasa canutas para trabajar y pagar los casi 300 euros mensuales obligatorios de seguridad social, le vaya o no le vaya bien.

boxeo

Le toca el turno al trabajador público. En este caso, trabajadora. Para empezar lanza un gancho de izquierda (evítese cualquier relación política) llamado oposición. “Si tanto te quejas de los privilegios de los funcionarios…¿porqué no has estudiado tú una oposición para serlo? Libre eres de sentarte unos añitos a estudiar, con los codos bien curtidos por las horas sujetando la cabeza y el dinero invertido en una academia…” Además, según comenta, el sueldo de un trabajador de la administración es bajo: “con un nivel 18 (la escala comienza en un 12) y unos estudios mínimos, a parte de la citada oposición, el salario base se sitúa en unos más que modestos 675 euros, complementos aparte, eso sí. Durante el Gobierno de Aznar y principios del de Zapatero, cuando “España iba bien”, nuestros sueldos se congelaron y nadie dijo nada”. Y su puesto es seguro, pero no blindado, y visto lo visto hay que mantenerse en alerta por lo que pueda pasar. También argumenta que un funcionario no es siempre ni mucho menos como lo pintan: “hay de todo, como en todos los sitios. Los hay que se tocan mucho las narices y los hay que tienen un tiempo de descanso nulo.”

Ya hay tomate. Los nervios están a flor de piel y parece que saltan chispas por encima de la barra del bar. Ambos boxeadores están apunto de llegar Knock Out, pero antes de que eso ocurra tocan la campana. Un miembro de la cada vez más extensa masa social reinante en España, osea, un parado, abandona su silencio y asesta el golpe final al autónomo y a la funcionaria. Tiene dos títulos, juventud, y ganas de independizarse, pero hace tiempo que es socio del INEM y no parece que la cosa vaya a cambiar, aunque ponga todo su empeño en ello.

Eso sí, al final parece que los tres están de acuerdo en una cosa: en este país parece que todo llega tarde y mal. Un recorte salarial o de las pensiones (que ese es otro tema tristemente candente) a estas alturas, dejan entrever que hay muchas cosas que el Gobierno no ha sabido solucionar a tiempo. Ahora un 5 % del sueldo de los currantes del Estado soluciona la papeleta, pero hubiera sido más justo un reajuste general de todo el sistema hace mucho tiempo. Muchos puestos inservibles debieron ser eliminados o reconvertidos, y los gastos inútiles de los ayuntamientos o los gobiernos autonómicos que todos podemos observar sólo con leer el periódico, revisados y vigilados.

Pero por supuesto, los que siempre han de pagar los platos rotos son los ciudadanos más modestos de España: autónomos, funcionarios y , evidentemente, los desempleados. Y visto lo visto, también pagan justos por pecadores, puesto que en España y sobre todo en Extremadura, una minoría de trabajadores públicos viven a costa de un puesto que les fue otorgado en su día a dedo, y su trabajo consiste en leer bien el Marca (o la Cuore) y mover el azúcar del café con una técnica cada día más depurada.

Esos son realmente los que perjudican a los funcionarios. Ya se sabe: cría fama y échate a dormir.

Mapa de Noticias de Extremadura en 360º

Panorámicas de 360º Esféricas formato: Java :    Panorámicas de 360º formato: Quicktime:    Imágenes:
Si quieres añadir una foto o panorámica pulse aquí
Todos los Derechos Reservados © Extremaduramente.com