La tasa de criminalidad en España se sitúa como la más baja de la década al reducirse a 45,1 infracciones por cada mil habitantes

La tasa de criminalidad en el territorio donde actúan el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil se ha reducido a  45,1 infracciones por cada mil habitantes, la cifra más baja de toda la década, según los datos del balance de criminalidad y delincuencia que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha presentado hoy en el Senado, y que recoge la evolución de la criminalidad entre julio de 2009 y junio de 2010.

En ese periodo, la delincuencia se ha reducido en un 1,9%. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado  registraron 1.742.817 delitos y faltas, 34.648 menos que en todo 2009, lo que permitió situar la tasa de criminalidad en 45,1 infracciones penales por cada mil habitantes. Esta tasa en la más baja de toda la década, 0,7 puntos inferior a la registrada el año pasado (45,8)  y 7 puntos por debajo del máximo histórico de 2002, cuando llegó al 51,2.

La evolución de la tasa de criminalidad permite que España conserve su lugar como uno de los países más seguros de la Unión Europea, que registra una media de 67,8 infracciones penales por cada mil habitantes. La diferencia sería aún mayor si se excluyeran los delitos contra la seguridad vial, que en el último año añadieron 1,2 puntos a la tasa de criminalidad total (sin esos delitos, la tasa de criminalidad sería de 43,9 infracciones por cada mil habitantes).

Descienden los principales delitos

Entre julio de 2009 y junio de 2010, el conjunto de las infracciones penales más importantes (delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas y contra el patrimonio, junto a las faltas de lesiones y hurtos) -que suman 1.258.511 infracciones y representan más del 70% de la criminalidad- descendió un 2,3%. Esta caída permitió que la tasa de estas infracciones principales descendiera 0,6 puntos y pasara de 33,2 por cada mil habitantes a finales de 2009 a 32,6 en el último año. El descenso acumulado desde 2002 (40,5) roza los 8 puntos.

Este descenso ha sido posible gracias al descenso de los delitos contra el patrimonio (-3,7%), de las faltas de hurto (-1,1%) y de los delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas, que han caído (-1,2%) por primera vez desde 2001.

La tasa de criminalidad ha descendido en todas las comunidades autónomas, salvo en Cataluña y Galicia, donde se mantiene estable. La Comunidad Valenciana es la que registra una mayor bajada, con 2,5 puntos menos con respecto a la tasa de 2009, seguido de Murcia (-1,8), Andalucía (-1,7) y la Comunidad de Madrid.

Los ciudadanos perciben la mejora de la seguridad

Los avances en los niveles de seguridad en los últimos años son apreciados por los ciudadanos. De acuerdo con el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de septiembre de este año, sólo el 7,5% de los ciudadanos perciben la inseguridad ciudadana como el principal problema de España; en los años 2002 y 2003, esa cifra ascendía a un 22% de media.

Primer descenso en una década de los malos tratos en el ámbito familiar

Con este descenso, en el último año la tasa de delitos contra las personas pasó de 2,7 por cada mil habitantes a 2,68. A esta evolución contribuyó el descenso de los delitos por malos tratos en el ámbito familiar, que entre julio de 2009 y junio de 2010 sumaron 63.485 infracciones, un 1,6% menos que en todo 2009. Es la primera vez en toda la década que se reduce la tasa de malos tratos en el ámbito familiar.

Por su parte, la tasa de homicidios dolosos y asesinatos continúa con la consolidación de la bajada que en términos generales se produce desde 2003 y en junio de este año se sitúo en 2,35 delitos de este tipo por cada mil habitantes, una cifra muy alejada del máximo histórico registrado en 2002 (3,23). La tasa es mucho más baja (0,78) si sólo se toman en cuenta los homicidios que han tenido como resultado la muerte de la víctima.

Los delitos contra el patrimonio caen un 3,7%

En cuanto a los delitos contra el patrimonio (que suman casi la mitad de las infracciones más graves), su descenso en el último año fue del 3,7%, lo que permitió que su tasa se redujera hasta 15,2 por cada 1.000 habitantes, medio punto menos que a finales de 2009 y 7,2 puntos por debajo del máximo histórico (22,4) registrado en 2001.

Por delitos específicos: desciende la tasa general de los robos (9,8 frente a 10,2 en 2009); caen los robos con violencia o intimidación (14,5 por 10.000 habitantes frente a 15,9 en 2009) y los tirones en la vía pública (3,3 frente a 3,4); siguen descendiendo las sustracciones de vehículos (15,5 frente a 17,7 en 2009 y 59,9 en 2001); y se consolida la tasa de robos con fuerza en viviendas por debajo de 37 infracciones por cada 10.000 viviendas (36,8 frente a 36,4 en diciembre de 2009).

Las investigaciones contra el blanqueo aumentan un 30%

Especialmente relevante en el ámbito de la lucha frente a los delitos contra el patrimonio es el incremento de las investigaciones relacionadas con el blanqueo de capitales, que se han incrementado un 31% (150 frente a las 115 de 2009).

Este incremento -que permite que las investigaciones por blanqueo tripliquen a las realizadas en 2003- es el producto del cambio en la forma de actuar de la Policía Nacional y la Guardia Civil contra el crimen organizado y la corrupción en los últimos años a través del refuerzo de la persecución de las estructuras económicas y los bienes de los grupos criminales.

La pequeña delincuencia se mantiene estable

La evolución de la criminalidad se completa con las faltas de lesiones y de hurtos, que reflejan el comportamiento de la pequeña delincuencia y que representan más del 45% de las infracciones conocidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Las faltas de lesiones se han mantenido estables (2,05 por cada 1.000 habitantes frente a 2,04 en 2009) mientras las faltas contra el patrimonio descendieron ligeramente (12,7 por cada 1.000 habitantes frente a 12,8 en 2009).

Nuevo máximo histórico de la eficacia policial

El buen comportamiento general de la cifras de delincuencia se explica en gran medida por la continuada mejora de las tasas de eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que el año pasado alcanzaron otra vez su mejor nivel en la última década.

Entre julio de 2009 y junio de 2010, la Policía y la Guardia Civil esclarecieron 336.029 delitos, lo que sitúa la tasa de esclarecimiento en un 41,7%, frente al 40,5% de 2009. Desde el mínimo registrado en 2001 (25,9%), la tasa de esclarecimiento ha aumentado 15,8 puntos.

Un comportamiento similar ha tenido la tasa de detenidos, que llegó a 176 arrestos por cada mil infracciones penales conocidas, tres más que en 2009 y 66 más que en 2003. En total, durante el último año fueron detenidas 301.393 personas.

Esta mejora de los indicadores de eficacia policial, especialmente intensa a partir de 2004, está directamente relacionada con el refuerzo de las plantillas policiales -que han crecido un 30,1% desde 2003, hasta alcanzar los 154.376 agentes (35.710 más que en 2003). El mayor incremento se ha producido en los agentes especialistas en casos de violencia de género, que pasan de 505 a 1.910 en 2010, lo que supone un aumento en la plantilla del 276,4%.

Comentar

Mapa de Noticias de Extremadura en 360º

Panorámicas de 360º Esféricas formato: Java :    Panorámicas de 360º formato: Quicktime:    Imágenes:
Si quieres añadir una foto o panorámica pulse aquí
Todos los Derechos Reservados © Extremaduramente.com