Extremaduramente...

bonita y sorprendente.

La noche de los pies mojados

Hacia las nueve menos cuarto de la pasada noche se registró en Cáceres, durante casi media hora, la mayor tormenta que se recuerda en décadas. Una brutal tromba de agua y granizo ha dejado la ciudad sumida en un verdadero caos, y son innumerables los daños materiales que ha provocado, aunque afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales según la Policía Local. Todavía se podían ver esta mañana excavadoras sacando toneladas de granizo en algunas zonas de la ciudad, como por ejemplo en el barrio de San Blas.

inundaciones

Vecinos de la parte antigua achicando agua del interior de sus viviendas

Árboles caídos en prácticamente toda la ciudad, pájaros muertos en el suelo de Cánovas y alrededores, coches sepultados por ramas y engullidos totalmente por el agua en algunas zonas, casas inundadas, garajes con un metro de agua, cortes de luz intermitentes…Incluso se ha tenido que cortar la Ronda Norte para que un quitanieves pudiera apartar un manto de granizo que impedía la circulación. Un miembro del cuerpo de Bomberos nos aseguraba, en plena faena, que las pocas llamadas que han podido recibir antes de que se colapsara la línea se han concentrado sobre todo en el R-66, Mejostilla, San Blas, Casco Antiguo, Llopis Ivorra, El Rodeo y San Francisco, aunque seguramente el daño ha sido similar en toda la ciudad. Incluso el centro comercial Carrefour ha tenido que cerrar sus puertas antes de tiempo por inundación.

Centro comercial Carrefour

Centro comercial Carrefour

El Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se desplazó esta mañana a la ciudad de Cáceres para comprobar personalmente los desperfectos y daños causados por la tromba de agua y granizo caída en la tarde-noche de ayer y quiso mostrar su alivio “porque lo que más impresiona es lo que podía haber pasado”.
Para el Presidente autonómico si esta terrible tormenta se hubiese producido a otra hora más temprana “probablemente estaríamos hablando de una desgracia mayor, pero afortunadamente solo tenemos que lamentar daños materiales y eso se puede arreglar”.
Fernández Vara llegó al Ayuntamiento de Cáceres en torno a las 9 de la mañana donde mantuvo una reunión con la alcaldesa de la ciudad, Carmen Heras, el subdelegado del Gobierno en Cáceres, Fernando Solís, y responsables de los cuerpos que han estado durante toda la noche y la mañana interviniendo en las múltiples incidencias causadas por el agua y el granizo.
Tras esta reunión, el Presidente junto ala alcaldesa y los responsables municipales se han desplazado a pie por la ciudad para comprobar in situ los destrozos causados por la tormenta, pudiendo conversar con muchos vecinos que se vieron sorprendidos y afectados en casas y garajes por la granizada caída en apenas 15 minutos que colapsó ayer la ciudad cacereña y provocó innumerables complicaciones.
Así, tras el recorrido, el Presidente expresó su alivio por no haber tenido que lamentar daños personales de ningún tipo, y destacó la magnífica labor que bomberos, policía y demás empleados municipales han estado haciendo durante todas las horas posteriores a la tromba.
Además, el Presidente se puso a disposición del Ayuntamiento cacereño para ayudar en todo lo posible a solucionar los problemas causados y quedó a la espera de la valoración definitiva de los daños que haga el Ayuntamiento, a esto añadió un llamamiento a las aseguradoras para que en esta situación sean ágiles y diligentes para solucionar los problemas, porque “es ahora cuando de verdad hay que estar aquí”, aseguró.
El Presidente de Extremadura se mostró impresionado por la magnitud de lo ocurrido en la tarde de ayer en Cáceres, comprobando los destrozos causados por el granizo en casas y garajes, además de en el arbolado o instalaciones deportivas que se han visto gravemente dañadas.

próximo Publicación

Atrás Publicación

Dejar una contestacion

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2019 Extremaduramente…